Punto de Vista

In memoriam

Juan de Sahagún Lucas 

Jesús Yusta Sainz

Jesús Yusta SainzEl día 29 de septiembre, a las 10 de la mañana, desde Salamanca, una voz entrecortada nos daba la malhadada noticia: "D. Juan de Sahagún Lucas acaba de morir, un infarto ha segado su vida"... Un hombre de bien, un sacerdote ejemplar, un maestro pensador del hombre, pasaba a la historia.

Nacido en Rollán (Salamanca) en 1930, formado en la Hermandad de Sacerdotes Operarios, en Lovaina y en París. Doctor en Filosofía y Licenciado en Teología. Profesor de Metafísica y Ética en la Universidad Pontificia de Salamanca. En 1973 llega a la Facultad de Teología de Burgos, donde consigue la cátedra de Filosofía. Miembro de la Junta Teológica nacional asesora de la Comisión de la Fe de la Conferencia Episcopal Española. Vicedecano y Presidente de la Facultad de Teología de Burgos, miembro del Consejo de Administración de Ediciones Sígueme, son algunos de los cargos que ha desempeñado con dignidad.

Su labor magisterial, docente, ha estado acompañada de numerosas publicaciones; todas ellas, por su rigor científico, en un estilo delicadamente brillante, conciso y preciso, han sido merecedoras de los mayores elogios por parte de la crítica especializada. 20 libros; 47 artículos científicos; 22 colaboraciones en obras colectivas; 40 artículos de divulgación; participante de lujo en Congresos, Simposiums, Diálogos... son el resultado de muchas horas de estudio concienzudo, reflexión serena, trabajo sin horario.

Perfecto conocedor del pensamiento de Teilhard de Chardin, sobre quien han versado muchos de sus estudios, el centro de su reflexión lo ocupa el hombre, constitutivamente, ser mundano, abierto al tú humano a quien ha de reconocer en el amor, y horizontado al Absoluto. Este hombre, situado en la cadena evolutiva, en virtud de la ley complejidad-conciencia, es empujado, por la misma dinámica evolutiva, a la socialización que se consumará en la cristificación.

Burgos tiene una deuda con este salmantino. Pocos autores como D. Juan de Sahagún Lucas han llevado el nombre de Burgos tan lejos y lo han dejado tan alto. Hoy, gracias, entre otras, a la obra de D. Juan, la Facultad de Teología de Burgos es apreciada y goza de un puesto muy digno, tanto a escala nacional como internacional.

Somos muchos los que nos sentimos orgullosos de haber tenido a D. Juan de Sahagún como profesor, director de tesis de Licenciatura y Doctorado, en una palabra, de poder llamarle maestro.

D. Juan ha muerto, mejor, usando sus palabras, ha pasado el umbral que le posibilitará la plena realización. Descanse en paz. Su obra humana, sacerdotal, de magisterio, queda ahí, de obligada consulta, modélica, exigente y radical, en su apuesta por el hombre, el rostro finito de Dios.

¡Gracias! ¡Descanse en paz!

 

Arriba          Inicio          Portada          Cartas del Arzobispo

Evangelio         Noticias          Opinión          Entrevistas

Cultura          Intenciones          Números anteriores

Foro de debate          Directorio Católico de Internet

Nuestras Parroquias          Nuestros Santos          Documentos

Buscar en Sembrar